Madrid: 915 095 239 Pozuelo: 91 715 20 60 info@jerseyenglishschool.com

CAMPAMENTOS DE VERANO EN INGLÉS Y ESTANCIAS EN EL EXTRAJERO: ¿CUÁL ES LA MEJOR OPCIÓN PARA NUESTROS HIJOS?
Hoy en día cada vez más padres buscan campamentos de verano en España o estancias en el extranjero para que sus hijos disfruten y aprovechen sus vacaciones de verano. Las opciones varían mucho en función de la edad de los niños o adolescentes, gustos, tiempo y presupuesto.

¿Cómo saber cuál es la mejor opción para nuestros hijos?

Os vamos a dar una serie de criterios a seguir para elegir la opción más adecuada para que la estancia sea provechosa y una experiencia única que ellos quieran repetir.

Campamentos urbanos en inglés

Los campamentos urbanos están diseñados de manera que los niños aprovechen su tiempo estival realizando una serie de actividades en inglés y de esta manera no sólo se entretengan y diviertan sino también perfeccionen sus destrezas de comprensión y expresión en inglés.

Estos campamentos pueden ser temáticos: cocina, deporte, teatro, manualidades, música etc… o una combinación de los mismos.

El número de horas y los servicios que incluyen también varían. Algunos de ellos son de mañana y ofrecen servicio de desayuno y en algunos casos comida, otros pueden ser de mañana y tarde.

Para elegir la mejor opción hay que atender varios criterios:

  • Edad: estos campamentos son ideales para niños de entre 6 y 12 años o incluso más pequeños. Para que les sirva como toma de contacto con el idioma y asocien el idioma a algo positivo y por qué no, divertido.
  • Carácter: algunos niños se sienten inseguros con el idioma, o no están acostumbrados a separarse durante un mes o más de sus padres de forma que una estancia en el extranjero les resulta un poco brusco e incluso puede generar un poco de miedo o rechazo. En estos casos recomendamos los campamentos urbanos ya que se acostumbran a relacionarse y a hacer todas sus actividades en inglés pero desde un entorno amigable y conocido que les ayuda a asociar el inglés a algo seguro y positivo.
  • Jornada: algunos padres cuentan con una jornada reducida en verano que les permite salir más temprano de su trabajo y disfrutar las tardes en familia. Los campamentos urbanos son ideales para compaginar su jornada laboral con su tiempo libre y a la vez que los niños se aprendan y se diviertan.
  • Presupuesto: los campamentos urbanos son mucho más asequibles que las estancias en el extranjero, de forma que por un precio que en ocasiones puede llegar a ser la mitad, una tercera parte o incluso más de lo que los padres invertirían en una residencia o familia en el extranjero, los niños están aprendiendo inglés cerca de casa.

Estancias en el extranjero

Dentro de las estancias en el extranjero existen muchas modalidades a contemplar, desde campamentos de verano en un país de habla inglesa, estancia en una familia o en una residencia o colegio en el extranjero.

La primera cuestión que nos parece clave resaltar es que estas estancias deben de ser deseadas por el niño o adolescente que las va a disfrutar. Es importante que los padres animen a sus hijos a disfrutar de estas experiencias, explicando su valor educativo, humano y la oportunidad que se les ofrece así como enseñándoles a que valoren el esfuerzo económico y personal que dichas estancias suponen a los padres.

En ningún caso recomendamos enviar a niños que se oponen, rechazan o se sienten asustados o intimidados ante la idea de separarse de sus padres o de vivir en un país extranjero aunque sea durante unas semanas o meses, ya que esas experiencias pueden convertirse en negativas o incluso traumáticas. Lo que se pretende con estas estancias es una inmersión en la lengua, el país y las costumbres de una forma progresiva y positiva.

En cuanto a las distintas opciones, ¿qué criterios debemos seguir para elegir la mejor opción para nuestros hijos?

  • Edad: las estancias en el extranjero pueden hacerse desde una edad temprana 10,11 años sin límite de edad. Bien es cierto que los más pequeños prefieren campamentos ya que están rodeados de niños de su misma edad, con lo que les es más fácil relacionarse y además hacen actividades en las que la integración y la comunicación son más sencillas para ellos. Así mismo recomendamos la estancia en familias para adolescentes de edades comprendidas entre los 14 y los 17 años. Esta opción suele funcionar muy bien con estas edades ya que ya tienen capacidad para integrase en un entorno familiar diferente al suyo y en el que suele haber más adolescentes de edades parecidas, pero a su vez se sienten más protegidos y cuidados acompañados de adultos. La residencia sería una opción ideal para jóvenes desde los 17 años en adelante, o incluso algunos más jóvenes, siempre que sean personas independientes y con la madurez suficiente para integrarse en un ambiente mucho más abierto y libre aunque también algo más difícil ya que dependen de sus habilidades sociales y aprender a ser independientes a todos los efectos. Las ventajas suelen ser que ellos aprenden a vivir solos, cocinar, moverse por la ciudad, hacer amigos y buscar actividades que les satisfagan. Las desventajas pueden ser que pueden convivir con personas de habla española, con lo que el aprovechamiento de la estancia podría ser menor.
  • Destino y duración de la estancia: este es un asunto clave a la hora de elegir nuestra estancia. La duración de la estancia debe ser progresiva, para una primera experiencia un mes sería un tiempo más que prudencial, no recomendamos estancias inferiores ya que las dos primeras semanas suelen ser de toma de contacto y casi siempre aquellos que van 15 días suelen llegar más tarde por lo que muchos grupos de amigos ya están formados y les suele costar más trabajo integrarse. A partir de una primera experiencia y estancia positiva, los alumnos suelen aumentar la duración de tiempo fuera en función de sus posibilidades económicas y personales. En cuanto a los países de destino todas las opciones son válidas. Los más jóvenes suelen elegir destinos más cercanos como Inglaterra o Irlanda, ya que la cercanía les tranquiliza en caso de emergencia o de hacer un encuentro con sus padres. No obstante, esto depende mucho de la personalidad y posibilidades de alumno, siendo Estados Unidos y Canadá opciones muy valoradas y preferidas por los padres y jóvenes.

Como se puede ver, las opciones son muchísimas y muy variadas, por lo que recomendamos estudiar cada caso y cada situación para intentar adecuarnos lo más posible al niño o adolescente de forma que su aprovechamiento y disfrute de la actividad sea el máximo posible.